Deseas conocer tu misión en la vida, estás preparado para ello, y quieres superar esos obstáculos que sientes que se interponen en tu camino hacia la Felicidad, aunque no eres capaz de identificarlos. Los cursos de Registros Akáshicos te ofrecen, a través de nuestro Método Rashmi, una forma de conseguir estos objetivos y abrirte a un estado de Paz y Amor Puro.

Pero el camino del Autoconocimiento, de conectar con nuestros Guías, es largo y requiere ir avanzando en distintos niveles. Por eso, tanto en la sede central de nuestra escuela como en las distintas delegaciones planteamos la formación en cuatro niveles, para que vayas avanzando progresivamente en tu camino hacia la Maestría. Y los primeros pasos, en nuestro curso de Nivel I, te muestran un principio básico: cómo sanarte a ti mismo.

 

La llave para abrir tu canal

En nuestra sesión de Nivel I, un Maestro te dará la llave para abrirte a tus Registros Akáshicos. Se trata de la apertura del canal, lo que te permitirá alinearte con tu Ser Superior y acceder a toda la información que tu Alma ha registrado en el Akasha. En este proceso recibirás la ayuda de tus Guías y Maestros, de los Seres de Luz y el Ser Superior, que te permitirán descubrir que, en realidad, tú eres tu propio Maestro.

Acceder a tus Registros Akáshicos no solo te lleva a descubrir la información allí acumulada, sino también, y sobre todo, a aprender a sanarte a ti mismo a partir de esta conexión. Este es el primer objetivo que planteamos en nuestros cursos de Registros Akáshicos.

Conectar con el Akasha te permitirá sanar las relaciones del pasado, o acabar con aquellos bucles o patrones de los que pareces incapaz de escapar en tu vida. Incluso juramentos que arrastramos vida tras vida, aprendizajes o pactos en los momentos entrevidas, y nuestra misión en la Tierra y en otras dimensiones. Todo esto será accesible, y además, de una forma infinita. En los Registros Akáshicos no hay techo para nuestra ascensión.

Pero lo más importante, y el aspecto en el que más incidimos en nuestros cursos de Registros Akáshicos, es como toda esta información puede ayudarte a mejorar tu vida en el presente, a sanarte a ti mismo. Así, podemos descubrir las raíces de un problema que nos está afectando ahora, o que parece repetirse cíclicamente en tu vida. También te dará la llave para acabar con bloqueos que te afectan, o incluso actuar contra enfermedades físicas o del alma. Acceder a tus Registros Akáshicos puede ser la puerta para que cambies también tu actitud personal e inicies una vida mejor, más plena y feliz.

 

¿Deseas mejorar tu presente y aprender a sanarte a ti mismo? Infórmate hoy mismo sobre nuestros próximos cursos de Registros Akáshicos de Nivel I y ábrete a un nuevo estado de Felicidad y Amor.